Anatomía: Feto en el Útero

Anatomía: el feto en el útero



Saco amniótico. Una bolsa de membrana delgada que rodea al feto durante el embarazo. El saco está
lleno de un líquido que produce el feto (líquido amniótico) y de la membrana que cubre
el lado de la placenta donde está el feto (amnios). Sirve para proteger al feto de
lesiones. Además, este líquido ayuda a regular la temperatura fetal.

Ano. La abertura que está en el extremo del conducto anal.

Cuello uterino. La parte inferior del útero que se extiende hacia la vagina. El cuello uterino está
compuesto mayormente de tejido fibroso y músculo. Tiene forma circular.

Feto. Se llama así al bebé no nacido, a partir de la semana 8 desde la fecundación y hasta
el parto.

Placenta. Es un órgano que tiene la forma de un pastel plano. Solo crece durante el embarazo.
A través de la placenta, el feto obtiene oxígeno, nutrientes y otras sustancias y
elimina el dióxido de carbono y otros desechos.

Cordón umbilical. Es similar a una cuerda y une al feto con la placenta. Contiene 2 arterias y 1 vena.
Transporta el oxígeno y los nutrientes al feto, y retira sus productos de desecho.

Útero. El útero es un órgano hueco con forma de pera que se encuentra en la parte inferior
del abdomen de la mujer, entre la vejiga y el recto. La membrana que lo recubre se
desprende todos los meses en la menstruación. Cuando un óvulo fecundado se implanta
en el útero, se desarrolla el feto.

Vagina. Es la parte de los genitales femeninos que está detrás de la vejiga y en frente del
recto y forma un canal. Se extiende desde el útero hasta la vulva.