Circuncisión

Circuncisión

(Extracción del prepucio del pene)

Descripción del procedimiento

La circuncisión es la extracción quirúrgica del prepucio (la piel) que cubre el extremo del pene. Cuando se la realiza, usualmente se hace el primero o segundo día después del nacimiento del bebé. También puede hacerse en niños más grandes y en adultos, pero es más complicado.

La circuncisión es un procedimiento relativamente simple que se realiza en el hospital y tiene pocas complicaciones. Pero, en los últimos años, ha habido cierto debate respecto de si una circuncisión es un procedimiento médicamente necesario y si en verdad proporciona beneficios para la salud.

Razones para realizar el procedimiento

La mayoría de la gente que decide circuncidar a su bebé lo hace por razones culturales o religiosas. Otras personas creen que es beneficioso para la salud quitar el prepucio del pene; por ejemplo:

  • Prevenir las infecciones de las vías urinarias en los bebés

  • Prevenir el cáncer del pene en los hombres adultos

  • Reducir el riesgo de desarrollar enfermedades de transmisión sexual

  • Reducir el riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino en las parejas sexuales femeninas

  • Reducir el riesgo de presentar hinchazón e infecciones en el pene

Si bien, parte de la literatura sugiere que una circuncisión puede proporcionar todos estos beneficios, la realidad es que los resultados de los estudios no son determinantes.

Riesgos del procedimiento

La circuncisión implica algunos riesgos, pero la tasa de complicaciones es baja. Los efectos secundarios más comunes del procedimiento son infección y sangrado.

La piel del pene también queda bastante sensible después de una circuncisión. En ocasiones, es posible que el área se irrite por el contacto con el pañal del bebé o con el amoníaco de la orina. Por lo general, estos problemas pequeños pueden tratarse con una pomada hecha sobre la base de petróleo, tal como Vaseline. Son problemas que se resolverán por sí solos después de unos pocos días.

También puede haber otros riesgos, según la salud de su bebé. Hable con su médico sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Dado que la circuncisión se realiza uno o dos días después del parto, sería conveniente que tenga la decisión tomada bastante tiempo antes de que el bebé nazca.

  • Asegúrese de que el médico le explique detalladamente el procedimiento, para que pueda familiarizarse con él.

  • Si su bebé nace antes de tiempo o tiene algún otro inconveniente médico, es posible que no lo circunciden hasta tanto esté listo para dejar el hospital.

  • Si su bebé tiene alguna anomalía física en el pene, es posible que no lo circunciden en absoluto. A menudo, este prepucio puede usarse en un procedimiento quirúrgico más adelante.

  • No todos los médicos usan anestesia para una circuncisión, pero la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda usarla.

Durante el procedimiento

Si decide que circunciden a su bebé, el procedimiento suele hacerse en el hospital. Estos son los pasos habituales en una circuncisión:

  1. Llevarán a su bebé a un área quirúrgica especial y le quitarán toda la ropa para el procedimiento.

  2. Es probable que coloquen a su bebé en un dispositivo que restringe los movimientos, como el Circumstraint. Esto impedirá que se mueva durante el procedimiento.

  3. Quizás el médico le dé a su bebé un chupón humedecido con agua azucarada para calmarlo durante el procedimiento.

  4. Usualmente, el médico le aplicará a su bebé uno de los dos tipos de anestesia local que se usan. Puede ser una crema tópica que adormece el pene, o una anestesia inyectable que hace efecto con más rapidez.

  5. Luego, el médico preparará el pene aplicando un antiséptico.

  6. En algunos casos, el médico cubrirá el bebé con una sábana quirúrgica y dejará solo el pene expuesto. Así, el médico puede trabajar más fácilmente sin distracciones.

  7. Es posible que el médico coloque una abrazadera o anillo plástico en el pene del bebé para que le resulte más fácil cortar el prepucio.

  8. Entonces, el médico usará herramientas quirúrgicas para quitar el prepucio del pene. De esta manera, queda expuesto el extremo del pene.

  9. Es posible que el médico coloque un poco de vaselina en forma de jalea o pomada sobre el pene y lo cubra con una gasa suelta.

De principio a fin, todo el procedimiento suele tomar unos 15 minutos o menos. Después de un breve período de observación, su bebé podrá regresar al cuarto de hospital con usted.

Después del procedimiento

Después de la circuncisión, deberá tomar algunos pasos especiales para cuidar del pene de su bebé hasta que sane. Esto incluye, limpiar la zona con agua todos los días y cada vez que le cambie el pañal. Si está vendando el pene con gasa, es posible que su médico le diga que la cambie también cada vez que cambie el pañal. Pregunte al médico si puede aplicar Vaseline u otra pomada en la zona si se ve irritada.

Es normal que el pene se hinche un poquito. También es normal que el pene desarrolle una crosta transparente que desaparecerá en unos pocos días. No es inusual que haya algo de sangrado, pero si encuentra una mancha de sangre en el pañal del bebé más grande que el tamaño de una moneda de 25 centavos, llame a su médico de inmediato.

Si se usó un dispositivo llamado Plastibell, debería salirse dentro de los 10 o 12 días siguientes. Informe a su médico si no sucede dentro de ese período de tiempo.

También llame a su médico por cualquiera de los siguientes síntomas:

  • La herida no deja de sangrar.

  • Su bebé no ha orinado en las seis a ocho horas después del procedimiento.

  • El enrojecimiento o hinchazón no mejoran después de tres días, o empeoran.

  • El pene presenta una secreción amarillenta o un recubrimiento amarillento después de siete días.

  • Su bebé tiene fiebre de 100.4 ºF (38 ºC) o más.

El pene de un bebé suele recuperarse de una circuncisión en siete a 10 días.