Cuidado de la Madre: Cuidado Físico y Emocional

Cuidado de la madre: físico y emocional

Cuidado de la madre después del parto

Imagen de una mamá creando un vínculo con su recién nacido en el hospital

Después de tener el bebé, seguirán vigilándola y le darán alivio para el dolor si
es necesario. Por lo general, usted y el bebé permanecerán en el hospital un par de
días para recuperarse.

¿Qué implica recuperarse del parto?

A medida que se recupera, es común que note los siguientes síntomas:

  • Secreción vaginal con sangre que cambia a un color marrón y luego blancuzco durante
    las semanas que siguen al parto

  • Sensibilidad en la zona vaginal

  • Contracciones dolorosas que pueden seguir después del parto a medida que el útero
    vuelve a su tamaño original

  • Agrandamiento de las mamas a medida que empieza a producir leche

  • Agotamiento físico y sensibilidad, que son comunes en las primeras semanas

Por lo general, se recomienda que coordine una cita con su proveedor de atención médica
unas 6 semanas después del parto para revisar que esté recuperándose correctamente.

Las primeras semanas como mamá

Durante las primeras semanas, tendrá que cuidarse bien para recuperar la fuerza. Las
siguientes medidas podrían resultarle útiles:

  • Descanse cuando el bebé lo haga para compensar el sueño que no pudo conciliar durante
    la noche por levantarse a alimentar al bebé.

  • Use un sostén con buen soporte. Las compresas frías pueden aliviar la hinchazón y
    la congestión de las mamas. Las compresas calientes sirven para estimular el reflejo
    que hace que se libere la leche materna. Si decide no amamantar, use compresas de
    hielo y véndese los pechos por unos días para ayudar a aliviar la congestión de las
    mamas.

  • Si se usaron puntos en un parto vaginal, tome baños de asiento con agua tibia dos
    veces al día para aliviar la sensibilidad y acelerar la cicatrización.

  • Si le hicieron una cesárea, mantenga la incisión limpia y seca.

¿Qué es la tristeza posparto?

Es común tener tristeza posparto durante los primeros días o semanas después del parto.
Con frecuencia se da de repente en el tercer o cuarto día después del parto. Muchas
mujeres con tristeza posparto tienen los síntomas que se mencionan a continuación.
Sin embargo, cada mujer puede tener signos y síntomas algo diferentes:

  • Sentimientos de desilusión

  • Llanto sin motivo aparente

  • Problemas para dormir, comer o tomar decisiones

  • Incertidumbre respecto de poder atender al bebé

  • Irritabilidad

  • Impaciencia

  • Ansiedad

  • Agitación

Es común que los sentimientos de tristeza posparto desaparezcan poco después de empezar
y por lo general no necesitan tratamiento. Estos síntomas también pueden estar presentes
en el caso de la depresión posparto. La depresión posparto es una forma más grave
de tristeza posparto. Las mujeres que tienen depresión posparto pueden tener dificultad
para enfrentar las actividades cotidianas.

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto es mucho más grave y prolongada que la tristeza posparto. Los
siguientes son los síntomas más comunes de la depresión posparto. Sin embargo, cada
mujer puede tener signos y síntomas algo diferentes. Los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Tristeza

  • Ansiedad

  • Desesperanza

  • Fatiga o agotamiento

  • Falta de concentración

  • Confusión

  • Miedo de hacerse daño o dañar al bebé

  • Cambios en el estado de ánimo con altibajos extremos

  • Disminución del deseo sexual (libido)

  • Sentimientos de culpa

  • Baja autoestima

  • Llanto descontrolado y sin motivo aparente

  • Preocupación o atención excesiva del recién nacido, o falta interés en él

  • Cambios de apetito

  • Interrupciones del sueño

  • Resentimiento

  • Pérdida de memoria

  • Sentimientos de aislamiento

¿Cuáles son las causas de la depresión posparto?

Si bien se desconoce la causa exacta de la depresión posparto, es probable que tenga
que ver con varios factores distintos. Pueden incluir los siguientes:

  • El cambio de roles (como cónyuge y madre de un recién nacido)

  • Cambios hormonales durante el parto y después

  • Estrés

  • Antecedentes personales o familiares de enfermedades mentales, en particular de depresión
    posparto

  • Problemas con su pareja

¿Cómo se diagnostica la depresión posparto?

Los procedimientos comunes para el diagnóstico de la depresión posparto incluyen la
revisión completa de los antecedentes médicos, un examen físico y una evaluación psiquiátrica.
En algunos casos, es posible que necesite un estudio de la tiroides. Se realiza para
detectar si hay algún problema hormonal o metabólico que pueda provocar la depresión
posparto.

Tratamiento de la depresión posparto

La mayoría de las mujeres que tienen tristeza posparto, depresión posparto, ansiedad
posparto o trastorno obsesivo-compulsivo posparto nunca habían tenido estos síntomas,
en especial no con tanta intensidad. De cualquier modo, es importante recibir el tratamiento
adecuado lo antes posible. Así, podrá asegurarse de que el recién nacido esté seguro
y bien atendido. También ayuda a aliviar los síntomas para que pueda disfrutar de
las alegrías de ser mamá.

Su proveedor de atención médica decidirá el plan de tratamiento en función de lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La gravedad de los síntomas y cuánto hace que los tiene

  • Si está amamantando

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o terapias específicos

  • Sus opiniones o preferencias

El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Medicamentos como tratamientos hormonales, antidepresivos o ambos

  • Tratamiento psicológico para usted y su familia o su pareja

  • Apoyo entre pares, como grupos de apoyo y clases educativas

  • Capacitación en control del estrés y relajación

  • Actividad física

  • Capacitación en reafirmación personal, si es necesario, para ayudarla a aprender a
    establecer límites con los miembros de la familia de modo que no se abrume ni trabaje
    en exceso