Dolores de cabeza a principios del embarazo

Dolores de cabeza a principios del embarazo

Prácticamente, todas las mujeres tienen dolores de cabeza ocasionales, pero tener un dolor de cabeza en el embarazo no es nada divertido. Además, manejar los dolores de cabeza es especialmente difícil en el primer trimestre, que es cuando debería evitar tomar medicamentos. Ya sea que su dolor de cabeza se deba a la tensión o se trate de una migraña fuerte, aquí tiene algunas cosas que debería saber.

¿Qué cosas provocan dolores de cabeza durante el embarazo?

La causa exacta de un dolor de cabeza no siempre es clara. En el primer trimestre, los niveles cambiantes de sus hormonas y el volumen de su sangre pueden tener que ver. Un dolor de cabeza generalizado, sin puntos de dolor definidos, puede deberse al estrés, el cansancio o la fatiga ocular. Los dolores de cabeza relacionados con los senos paranasales pueden deberse, más probablemente, a la congestión nasal y una nariz que gotea, cosas comunes a principios del embarazo. El hambre y los niveles bajos de azúcar en la sangre también pueden desencadenar dolores de cabeza. Las mujeres que dejan abruptamente de tomar su café por la mañana o las gaseosas que habitualmente beben pueden experimentar dolores de cabeza por la falta de cafeína. Las mujeres que también tienen vómito y náuseas a principios del embarazo pueden deshidratarse, lo cual puede ocasionar un dolor de cabeza.

Los dolores de cabeza causados por una migraña tienden a ser el tipo de dolor de cabeza más común en el embarazo. Estos dolores de cabeza fuertes y punzantes suelen sentirse en un lado de la cabeza y se producen a causa de la expansión de los vasos sanguíneos del cerebro. Estas molestias suelen ir acompañadas de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz.  Un pequeño porcentaje de mujeres con migrañas también experimentan un aura con la migraña; es decir, ven flashes de luces o sienten un cosquilleo en los brazos y las piernas.

¿Cuándo debería preocuparme?

Cuando un dolor de cabeza es grave, o simplemente no se va, o si usted se siente mareada, tiene visión borrosa o cambios en su campo de visión, debería consultar a su proveedor de atención médica.  Los dolores de cabeza pueden estar relacionados con problemas en la presión arterial ocasionados por el embarazo, por lo que es siempre una buena idea que consulte a su médico. Si bien los ataques cerebrales durante un embarazo son raros, las migrañas pueden aumentar el riesgo de que una mujer embarazada los tenga. Si tiene migrañas, informe a su proveedor de atención médica.

¿Qué puedo hacer respecto de los dolores de cabeza?

  • Evite todos los desencadenantes conocidos de los dolores de cabeza, incluyendo los alérgenos y ciertos alimentos, tales como el glutamato monosódico, las carnes curadas y los quesos fuertes.

  • Fumar nunca es buena idea en un embarazo; y también debería evitar el humo de segunda mano.

  • Intente comer bien y beber abundante cantidad de líquidos, especialmente, si tiende a sentir náuseas por la mañana.

  • Reduzca el nivel de estrés e intente con un masaje o un paquete de criogel (cold pack) para ayudar a aliviar los dolores de cabeza por tensión. 

  • Si su dolor de cabeza es por migraña, descanse en un cuarto frío y oscuro sin ruidos, e intente usar compresas calientes o frías, o una bolsa con hielo.

Hay buenas noticias también. La mayoría de las mujeres tienen menos dolores de cabeza durante el embarazo, especialmente después del primer trimestre, y quienes tienen antecedentes de migrañas suelen notar que su situación mejora durante el embarazo.