HELLP Syndrome

El síndrome de HELLP es una afección poco frecuente, pero que pone en peligro la vida
durante el embarazo. Produce la descomposición de los glóbulos rojos de la sangre.
También causa problemas en el hígado, la presión arterial y sangrado. Por lo general,
se lo asocia con la preeclampsia y la eclampsia. A menudo se presenta antes del parto.
Pero también puede producirse después. Las letras de la sigla HELLP se refieren a
las palabras en inglés de lo siguiente:

  • Hemolysis (hemólisis). Es la descomposición de los glóbulos rojos.
  • Elevated
    Liver enzymes (elevación de las enzimas hepáticas). El daño a las células del hígado
    provoca cambios en la manera en que funciona este órgano.
  • Low

    Platelets (recuento bajo de plaquetas). Las plaquetas son células de la sangre que
    la ayudan a coagular para controlar el sangrado.

Los proveedores de atención médica desconocen las causas del síndrome de HELLP.

Tiene más probabilidades de padecer el síndrome de HELLP en los siguientes casos:

  • Tiene preeclampsia o eclampsia durante el embarazo.
  • Tuvo otro embarazo con el síndrome de HELLP.
  • Su madre o una hermana tuvieron el síndrome de HELLP.

Estos son los síntomas más comunes del síndrome de HELLP:

  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o alrededor del estómago
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Presión arterial alta
  • Proteína en la orina
  • Edema (hinchazón)

Los síntomas del síndrome de HELLP pueden parecerse a los de otras enfermedades o
problemas de salud. Entre estos se encuentran otros problemas con presión arterial
alta durante el embarazo. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para
obtener un diagnóstico.

Su proveedor de atención médica revisará su historia clínica y le hará un examen físico.
Otras pruebas pueden ser las siguientes:

  • Medición de la presión arterial.
  • Recuento de glóbulos rojos.
  • Análisis de sangre para revisar las enzimas que muestran daño en las células.
  • Medición del nivel de bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia que se produce
    por la descomposición de los glóbulos rojos.
  • Análisis de la función hepática.
  • Recuento de plaquetas.
  • Análisis de orina para revisar si hay proteínas.

El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Reposo en cama, ya sea en su casa o en el hospital.
  • Transfusiones de sangre si hay anemia grave y un recuento bajo de plaquetas.
  • Medicamentos para prevenir convulsiones.
  • Medicamentos para disminuir la presión arterial.
  • Internación para monitoreo fetal. Esto incluye lo siguiente:
    • Prueba sin esfuerzo. Mide la frecuencia cardíaca fetal cuando el bebé se mueve.
    • Perfil biofísico. Combina la prueba sin esfuerzo con una ecografía para observar al bebé en desarrollo.
    • Estudios de flujo por Doppler.Es un tipo de ecografía que usa ondas de sonido para medir el flujo de sangre por
      un vaso sanguíneo.  
  • Análisis de hígado, orina y sangre que puedan indicar si el síndrome de HELLP empeora.
  • Corticoesteroides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren antes del parto.

Es posible que su bebé nazca antes si el síndrome de HELLP empeora y pone en peligro
su salud o la de su bebé.

Las complicaciones pueden incluir lo siguiente:

  • Poco flujo de sangre a los órganos
  • Convulsiones
  • Anemia
  • Problemas de coagulación de la sangre
  • Problemas de la placenta
  • Problemas del hígado
  • Acumulación de líquido en los pulmones
  • Parto prematuro

Si el síndrome de HELLP es grave, usted y su bebé podrían estar en peligro. Quizás
deba dar a luz al bebé antes para evitar mayores problemas. Después del parto, puede
llevar varios días recuperarse del síndrome de HELLP.

Estar atenta a cualquier signo del síndrome de HELLP puede ayudar a prevenir algunas
complicaciones. Aprender sobre las señales de advertencia le permite buscar tratamiento
enseguida e impedir que la enfermedad empeore.

  • Es un problema que pone en peligro la vida durante el embarazo. Puede causar problemas
    en el hígado, la presión arterial y de sangrado.
  • Los proveedores de atención médica desconocen las causas del síndrome de HELLP.
  • Quizás deba tener el bebé antes de término.
  • Averiguar si está en riesgo de tener el síndrome de HELLP puede ayudar a prevenir
    algunas complicaciones de la enfermedad.

Consejos para ayudarla a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención
médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.
  • Antes de la visita médica, anote las preguntas que quiera hacer.
  • Lleve a un acompañante para que la ayude a formular las preguntas y a recordar qué
    le dice su proveedor.
  • Durante la visita médica, anote el nombre de los diagnósticos nuevos y de cualquier
    medicamento, tratamiento o prueba nuevos. También anote las instrucciones que el proveedor
    le indique.
  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo la ayudará. Conozca
    los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.
  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar
    los resultados.
  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.
  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo.
  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.