Llegada del Bebé a su Hogar

Llegada del bebé a su hogar

Aunque los padres están emocionados de llevar a su hijo a casa luego de días o semanas en la UNCI, puede causar ansiedad en muchos padres. El alta depende de muchos factores. Cada bebé puede ser individualmente evaluado para la preparación y la familia debe estar preparada para brindar cualquier cuidado especial que pueda necesitar el bebé.

Padres con bebé nuevo

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ha establecido ciertas pautas para dar el alta para los recién nacidos de alto riesgo. La siguiente información general sobre el alta se basa en aquellas pautas. Consulte al proveedor de atención médica del bebé para más información específica, basada en las necesidades y condiciones médicas del niño.

Generalmente, los bebés podrían estar listos para recibir el alta cuando ellos:

  • estén aumentando continuamente de peso;

  • tienen una temperatura estable en una cuna regular;

  • pueden ser alimentados con biberón o amamantados sin dificultad de respirar o con otros problemas;

  • tienen el corazón estable y maduro y capacidad para respirar.

Los bebés también necesitan:

  • cualquier vacuna que sea apropiada

  • pruebas de detección, incluyendo la visión y la audición;

  • exámenes para deectar complicaciones adicionales;

  • planes de tratamiento de problemas médicos en curso.

Los padres junto con otros cuidadores necesitan instrucción en:

  • alimentación;

  • el cuidado básico del bebé (baños, cuidado dermatológico y temperatura);

  • CPR del niño (reanimación cardiopulmonar);

  • síntomas de enfermedad;

  • posición al dormir y seguridad en el asiento del auto;

  • uso y cuidado de dispositivos o equipos médicos especiales;

  • administración de medicación;

  • llevar a cabo procedimientos o cuidados especiales como la acción de succionar o vestimenta especial.

El plan de cuidado de seguimiento para cada bebé incluye identificar a un pediatra y especialistas primarios para cualquier necesidad especial del bebé, y preparar el hogar para su llegada. Esto puede incluir la organización de los servicios o equipo de cuidado especiales. También incluye abstenerse de fumar en la casa y asegurarse de que no haya cobijas adicionales, juguetes u otros objetos en la cama del bebé.

Si es posible, pida una habitación para padres así puede quedarse con su bebé una o dos noches antes del alta. En general, esto ayuda a los padres a desarrollar confianza ya que pueden ocuparse del cuidado de su bebé, pero, si fuera necesario, también contar con la ayuda inmediata de los enfermeros y demás profesionales de la salud. Pida un número de línea directa o centro de atención si necesita llamar y formular preguntas una vez que esté en casa con su bebé.