Lleve a su bebé en un portabebé sling de manera segura

Lleve a su bebé en un portabebé sling de manera segura

Los portabebés sling parecen estar por todos lados hoy en día. Es por eso que la advertencia del Gobierno sobre estos populares portabebés fue toda una sorpresa para los padres. Llevar a su bebé en un portabebé sling hecho de tela podría poner en peligro la vida del bebé, según advirtió en marzo de 2010 la CPSC (Consumer Products Safety Commission o Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo). Afortunadamente, hay cosas que usted puede hacer para garantizar que su bebé viaje seguro.

El mayor riesgo

Los portabebés sling han sido la causa de asfixia de 14 bebés en los últimos 20 años, según especificó la CPSC. Doce de esos bebés tenían menos de cuatro meses y muchos eran prematuros, eran mellizos que tuvieron bajo peso al nacer o tenían problemas para respirar. Los papás de bebés prematuros, bebés con bajo peso de nacimiento, mellizos o bebés enfermos deberían consultar a su pediatra antes de usar un portabebé.

Quizás se pregunte cómo puede ser que algo que se ve tan natural como un portabebé de tela, como el sling, pueda ser peligroso. Uno de los peligros se presenta cuando la tela del portabebé presiona contra la nariz y la boca del bebé y le impide respirar. Los bebés pequeños no tienen control de sus cabezas porque los músculos de su cuello aún son débiles.

También es posible que un bebé quede en posición curva dentro del portabebé, con la barbilla tocándole el pecho. Eso limita el paso de aire, por lo que el bebé no recibe cantidad de oxígeno suficiente ni tampoco puede llorar.

Consejos para un transporte seguro

La CPSC ha publicado estas recomendaciones para aquellos padres que desean mantener las manos libres y a sus bebés cerca:

  • La cara de su bebé siempre debe quedar fuera del portabebé, y su nariz y su boca deben quedar libres.

  • Lleve a su bebé alto, de manera tal de poder verle la cara.

  • Nunca deje la cara de su bebé cubierta.

  • No permita que la barbilla y el pecho del bebé se toquen.

  • Asegúrese de que la cara del bebé no quede presionada contra usted.