Los bebés necesitan también estar boca abajo

Los bebés necesitan también estar boca abajo

Hace unos 15 años, la American Academy of Pediatrics (AAP, Academia Estadounidense de Pediatría) recomendó por primera vez que los padres pusieran a sus hijos boca arriba para dormir. Ese consejo simple redujo el índice de muertes por síndrome de muerte infantil súbita (“SIDS”, por su sigla en inglés) en más de un 50 por ciento. No obstante, ocasionó un resultado inesperado: cabezas aplanadas.

Dado que los bebés pasaban mucho tiempo acostados boca arriba, su cabeza solía aplanarse en la parte posterior, de manera más pronunciada en uno de los lados. Este aplanamiento puede ensanchar la cabeza y la cara. En los casos graves, el aplanamiento puede empujar un lado de la cara hacia adelante, con lo que se crea una apariencia asimétrica.

Nadie sabe con certeza qué tan comunes son las cabezas aplanadas. Las estadísticas varían mucho, desde un caso en cinco con una forma leve de aplanamiento, hasta un caso cada 500 o 600 bebés, según explica la AAP. Pero los médicos han notado un incremento importante de cabezas aplanadas en la última década, dice un artículo de la publicación Pediatrics del año 2003.

Para evitar que se aplane la cabeza, el término médico es plagiocefalia deformativa o plagiocefalia posicional, intente lo siguiente:

  • Los padres deberían seguir colocando a su bebé boca arriba para dormir.

  • Pero, cuando el bebé está despierto, colóquelo boca abajo algunos momentos. Esto alivia la presión sobre la parte posterior de la cabeza y ayuda a que el bebé fortalezca los hombros y el cuello.

  • Para aliviar la presión sobre la parte posterior de la cabeza al acostar al bebé para dormir, empújelo levemente hacia uno de los lados. Alterne los lados noche a noche.

  • Alterne la dirección en que coloca al bebé en la cuna cada noche. Así, su bebé variará la dirección en que mira hacia afuera de la cuna.

  • Reduzca al mínimo el uso de sillitas para automóvil si no está viajando en automóvil, así como otro tipo de asientos tales como el bebesit.

  • Alce a su bebé con frecuencia. Cuanto más tiempo pase su bebé en sus brazos, menor tiempo estará acostado en una posición que ejerce presión sobre su cabecita.

  • Si nota que su hijo tiene un sector de la cabeza aplanado, consulte con su médico.