Los futuros papás deben comunicarse

Los futuros papás deben comunicarse

Es muy raro que una pareja de futuros papás no vaya a las clases de preparto, momentos que, si bien son muy importantes, habrán terminado en cuestión de horas.

Pero son muy pocos los futuros papás que reciben capacitación para las tareas que siguen al parto, que son mucho más desafiantes y de largo plazo: cómo convertirse en buenos padres y cómo mantener una relación cercana y amorosa ante las nuevas exigencias y presiones que la familia tendrá al ir creciendo.

Los expertos dicen que ser padre es el trabajo más importante que puede hacer una persona, y es, justamente, para el que la mayoría de nosotros no está bien preparado. Usted crea un ser humano nuevo que no viene con instrucciones. Los futuros padres necesitan capacitación práctica y apoyo para lidiar con los diferentes asuntos que enfrentarán durante y después del embarazo.

La mejor manera de ser un buen padre o madre es alimentar la diversión, la amistad, el trabajo en equipo y la intimidad en su propia relación. Esto genera un ambiente que ayuda a asegurar un buen resultado para su hijo.

Considere las siguientes sugerencias:

  • Exprese sus preocupaciones. Comparta sus pensamientos, esperanzas y temores con su pareja.

  • Hable sobre cómo cree que será cumplir su rol de padre o madre. Hable sobre los desafíos que enfrentarán, como el trabajo y las cuestiones relacionadas con el cuidado del niño. Converse sobre sus expectativas, valores y creencias.

  • Escriba una descripción de tareas para usted y para su pareja y, luego, comparen las expectativas que tiene cada uno. Podría sorprenderse con las diferencias que existen en las perspectivas de cada uno.

  • Use la resolución creativa de problemas. Converse sobre las perspectivas de cada uno, en qué momento el problema es probable que desaparezca; especifique cuál de los problemas está intentando solucionar; genere ideas creativas para encontrar soluciones (no se limite); decida qué solución probará y durante cuánto tiempo intentará implementarla antes de evaluar si está funcionando o no.

  • Trabaje en establecer una comunicación clara en la pareja: parafrasee lo que su pareja dice para comprobar si ha entendido bien. No siempre lograrán un entendimiento, pero servirá para que ambos sepan que la otra persona conoce sus preocupaciones.

  • Hablen sobre cómo cada uno de ustedes lidia con el enojo y el conflicto, tal como lo aprendieron en su familia de origen. Aprenda a usar la técnica del tiempo de espera.

  • Cuando exprese una crítica o un elogio, intente hacerlo de la manera más específica posible. Explique a su pareja exactamente lo que le molesta y lo que le agrada.

  • Proteja los momentos de diversión e intimidad y no los use para resolver problemas. Coordine un momento habitual en que la pareja pueda reunirse y en que ambos sepan que pueden comentar los problemas y trabajar sobre la relación.

  • Hágase tiempo para hacer aquellas actividades que mantienen sus pilas cargadas: tómese tiempo para usted. Tener tiempo para sus propias cosas se convierte en algo aún más importante cuando uno es padre o madre.

  • Las mamás tienen que dejar que los papás participen. La mujer tiene que dejar que el hombre participe de la experiencia del embarazo; el bebé no es tan real para él como para la mujer que está experimentando todos los cambios del embarazo. No suponga que la maternidad llega de manera natural. Comparta sus inseguridades y muestre confianza en la capacidad de su esposo de ser un buen padre.

  • Piense que habrá estrés y cansancio, ya que son una parte inevitable de convertirse en padres. Por eso, coma bien, ejercítese, tómese tiempo para usted, y encuentre una red de apoyo.