Estamos embarazados: consejos para el futuro papá

Estamos embarazados: consejos para el futuro papá

Las palabras “Estamos embarazados” suenan familiares estos días. Más que nunca, los hombres participan activamente de la experiencia del embarazo. El término futuro papá se usa para referirse al papá del bebé que está por nacer, quien se preocupa, brinda su apoyo y planifica junto con la mamá embarazada. A continuación, se incluyen algunas de las experiencias más comunes que tienen los futuros papás.

Lo que un futuro papá necesita

Ser futuro papá es algo emocionante, pero puede ser todo un desafío. El hombre debe adoptar nuevos roles, mientras mantiene todo en equilibrio en el trabajo y en la casa. Incluso antes del nacimiento, el bebé puede parecer algo así como un intruso en la relación de la pareja. Y, no es inusual que una relación equilibrada por las acciones de dar y recibir se desestabilice cuando comienzan a aparecer las exigencias físicas y emocionales del embarazo. Hay hombres que sienten resentimiento o frustración, y, luego, se sienten culpables por haber tenido esos sentimientos negativos. Son emociones normales, y es posible que le ayude el hecho de compartirlas con otras personas que han pasado por lo mismo. Se sorprendería de aprender que sus sentimientos son bastante comunes y, gradualmente, se irá acostumbrando al papel de “papá”.

Otra sorpresa para algunos hombres es que experimentan en realidad algunas de las mismas molestias físicas del embarazo junto con su pareja. Estos sentimientos “empáticos” del embarazo se conocen oficialmente como síndrome de Couvade y pueden incluir náuseas por la mañana y aumento de peso. Y, al igual que en las mujeres embarazadas, esos síntomas se van cuando nace el bebé.

Una de las preocupaciones comunes de los hombres tiene que ver con las relaciones sexuales durante el embarazo. Afortunadamente, puede mantener relaciones sexuales durante el embarazo sin problemas, a menos que haya complicaciones tales como un trabajo de parto prematuro, o el médico haya aconsejado no tenerlas. El bebé está bien acomodado dentro del útero, protegido por un recubrimiento mullido de líquido dentro del saco amniótico. Dado que el sexo puede resultar incómodo a veces para una mujer embarazada, le ayudará tener cierta paciencia y algo de creatividad en la intimidad.

Lo que una futura mamá necesita

Las necesidades de su pareja, que está embarazada, suelen ser confusas. Con su cuerpo que está cambiando, y sus niveles de hormonas que están subiendo, esta etapa puede estar llena de altibajos emocionales. Muchos hombres sienten que no pueden ayudar en nada mientras su pareja se siente mal por las náuseas de las mañanas o molesta por sentirse “gorda”. También es posible que los hombres se sientan frustrados cuando su ofrecimiento de ayuda y aliento solo recibe por respuesta rechazo o lágrimas. Si bien los hombres suelen querer solucionar los problemas, las mujeres por lo general solo necesitan a alguien que las escuche y se muestre comprensivo ante sus quejas, o que le preste un hombro sobre el cual llorar. Frotarle cariñosamente la espalda u ofrecerse a hacer la cena puede ser muy reconfortante, también. Pero las mujeres embarazadas necesitan aliento y apoyo por parte de un compañero que sepa lo que está pasando. Por eso, vaya a las visitas al médico junto con ella para que le ayude a estar preparado para lo que viene. También es buena idea que lea algunos capítulos de uno de los muchos libros sobre embarazo que seguramente están dando vueltas por la casa. Y, es posible que se sorprenda con lo mucho que puede aprender en las clases de preparto.

Su pareja necesita sentirse segura y a salvo. Usted desempeña un papel importante para asegurar que ella tenga alimentos saludables para comer y que el entorno sea seguro. A medida que se acerca la fecha del parto, es importante que le ayude a preparar la casa, resolver cualquier tema de trabajo que esté pendiente, y tenga un plan listo para cuando llegue el momento de llevarla al hospital.

Prepárese

El viaje por delante es muy emocionante: el embarazo es un momento muy especial. Al actuar como un compañero que participa y que está informado sobre el embarazo, podrá disfrutar de los meses que faltan para el gran día.