Thrombocytopenia in the Newborn

Trombocitopenia significa que un recién nacido tiene muy pocas plaquetas en su sangre. Las plaquetas son células sanguíneas que ayudan a que la sangre se coagule. Se producen en la médula ósea.

La trombocitopenia puede ser causada por infecciones en el bebé mientras está en el útero o justo después del nacimiento. Algunas de estas infecciones son:

  • Rubéola 
  • Sífilis
  • Las causadas por bacterias, virus u hongos

Un bebé también puede contraer trombocitopenia si el sistema inmunitario de una madre produce anticuerpos contra las plaquetas del bebé. Algunos medicamentos que toma la madre o se le dan al bebé pueden causar trombocitopenia.

La trombocitopenia es poco frecuente en los bebés. Pero es más probable que un bebé la contraiga si:

  • Permanece en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).
  • Es muy prematuro y nació con muy bajo peso.

Los síntomas son levemente distintos en cada niño. Pueden incluir:

  • Moretones o manchas rojas pequeñas en la piel (petequias)
  • Sangrado en otros sistemas del cuerpo
  • Piel y ojos amarillentos (ictericia)

Los síntomas de la trombocitopenia pueden parecerse a los de otras afecciones. Asegúrese de llevar a su hijo a su proveedor de atención médica para recibir un diagnóstico.

El proveedor de atención médica de su bebé revisará los antecedentes de salud de su bebé. También le realizará un examen físico. Los análisis de sangre pueden mostrar una cantidad baja de plaquetas.

Generalmente el tratamiento depende de la causa de la trombocitopenia. La mayoría de los casos de trombocitopenia no son lo suficientemente serios como para necesitar tratamiento. Sin embargo, su hijo puede necesitar una transfusión de plaquetas.

Los bebés que no tienen suficientes plaquetas pueden experimentar sangrado dentro de los tejidos. Es común que aparezcan moretones en la piel. Con el sangrado, los glóbulos rojos se descomponen. Esto produce bilirrubina. Esta se puede acumular en la sangre y causar coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia).

El exceso de sangrado puede ser peligroso y afectar el cerebro y otros sistemas del cuerpo.

  • La trombocitopenia significa que su bebé tiene muy pocas plaquetas.
  • Esta afección puede ser causada por infecciones mientras el bebé está en el útero o justo después del nacimiento.
  • Los bebés tienen más probabilidades de tener trombocitopenia si tienen un peso muy bajo al nacer o si permanecen en la UCIN.
  • Es común que aparezcan moretones en la piel.
  • La mayoría de los casos no son lo suficientemente serios como para necesitar tratamiento.

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Vitamin K Deficiency Bleeding in the Newborn

El sangrado por deficiencia de vitamina K es un problema que ocurre en algunos recién nacidos. Se presenta durante los primeros días de vida. Esta enfermedad solía llamarse enfermedad hemorrágica del recién nacido.

Los bebés nacen normalmente con bajos niveles de vitamina K. La vitamina K es necesaria para que la sangre coagule. No tener suficiente cantidad de vitamina K es la causa principal de sangrado por deficiencia de vitamina. Si la sangre de su bebé no coagula, el bebé puede tener sangrado grave o hemorragia. Puede poner en riesgo su vida.

Las siguientes cosas pueden aumentar las probabilidades de que un bebé tenga esta afección:

  • No recibir una inyección de vitamina K al momento del nacimiento. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que se les aplique una inyección de vitamina K a todos los recién nacidos. Esto puede prevenir el sangrado grave. 
  • Alimentar al bebé solo con leche materna. La leche materna tiene menos vitamina K que la fórmula hecha con la leche de vaca.
  • Nacer de una madre que tomó ciertos medicamentos durante el embarazo. Por ejemplo, medicamentos para las convulsiones (anticonvulsivos) y para problemas de coagulación de la sangre (anticoagulantes).

Los síntomas pueden ser levemente distintos en cada niño y pueden incluir:

  • Sangre en las heces de su bebé.
  • Sangre en la orina de su bebé.
  • Supuración alrededor del cordón umbilical de su bebé.
  • Un bebé que se amorata con más facilidad que lo habitual. Esto puede suceder alrededor de la cabeza y la cara de su bebé.
  • Color amarillento de las partes blancas de los ojos de su bebé después de que tiene tres semanas de edad.

Los síntomas de esta afección pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Asegúrese de que su hijo vea a un proveedor de atención médica para recibir un diagnóstico.

El proveedor de atención médica de su hijo verá sus antecedentes médicos. El proveedor de atención médica también revisará si su bebé tiene signos de sangrado. Quizás sea necesario hacerle análisis de laboratorio a su bebé para medir sus tiempos de coagulación de la sangre. Los resultados de estos exámenes pueden ayudar al proveedor de atención médica de su hijo a hacer el diagnóstico.

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Su bebé podría necesitar una transfusión de sangre si tiene sangrado grave.

El sangrado por deficiencia de vitamina K puede causar problemas que ponen en riesgo la vida. Por ejemplo, un sangrado peligroso que puede ocasionar daño cerebral o la muerte.

Esta afección se puede prevenir. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que se les aplique una inyección de vitamina K a todos los recién nacidos. A su hijo le aplicarán una inyección en un músculo de su pierna. Se la administrarán pronto después del nacimiento. Eso evitará el sangrado peligroso.

  • El sangrado por deficiencia de vitamina K es un problema que ocurre en algunos recién nacidos. Se presenta durante los primeros días de vida.
  • Los bebés suelen nacer con bajos niveles de vitamina K. No tener suficiente vitamina K es la principal causa de esta afección.
  • El proveedor de atención médica de su hijo será quien diagnostique esta afección. Lo hará según los signos de sangrado que presente su hijo y sus análisis de laboratorio para ver sus tiempos de coagulación de la sangre.
  • La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que se les aplique una inyección de vitamina K a todos los recién nacidos. Eso puede prevenir esta afección. 

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Hypocalcemia in the Newborn

La hipocalcemia se produce cuando una persona no tiene suficiente cantidad de calcio en la sangre. En los bebés, se llama hipocalcemia neonatal. Su bebé puede tener esto en diferentes momentos y debido a diferentes causas.

  • La hipocalcemia temprana se produce en los primeros dos o tres días de vida del bebé.
  • La hipocalcemia tardía comienza en la primera semana o las primeras semanas después del nacimiento. Suele suceder después de varios días de alimentación con fórmula (más de tres días). Algunas fórmulas tienen altos niveles de una sustancia química llamada fosfato. Eso puede bajar la cantidad de calcio presente en la sangre.

Los médicos no saben cuáles son las causas de la hipocalcemia temprana.

La hipocalcemia tardía es poco frecuente y puede deberse a diferentes causas conocidas. La principal causa de la hipocalcemia tardía suele ser beber leche de vaca o fórmula que tiene demasiado fosfato. Puede estar relacionada con los niveles de calcio y fósforo del cuerpo. También puede deberse a un problema con la hormona paratiroidea. Esta hormona se produce en las glándulas paratiroideas en el cuello. Ayuda a mantener la cantidad de calcio y de fósforo en un nivel normal en la sangre. Los niveles bajos de hormona paratiroidea pueden hacer que el nivel de calcio en la sangre sea demasiado bajo. Diferentes afecciones, tales como el síndrome de DiGeorge (síndrome de deleción 22q11.2), pueden causar bajos niveles de hormona paratiroidea.  

La hipocalcemia es más común en los bebés que son prematuros o que tienen un bajo peso de nacimiento. Esto se debe a que las glándulas paratiroideas son menos maduras. También puede ocurrir en los bebés que tuvieron un nacimiento difícil y en los bebés cuyas madres tienen diabetes.

Los síntomas de la hipocalcemia pueden no ser obvios en los recién nacidos. La mayoría de los bebés no tiene síntomas. En el caso de que sí tenga síntomas, pueden incluir lo siguiente:

  • Irritabilidad
  • Movimientos involuntarios de los músculos
  • Nerviosismo
  • Temblores
  • Mala alimentación
  • Letargo (hacer todo muy lentamente)
  • Convulsiones

Los síntomas de la hipocalcemia pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Asegúrese de que su hijo vea a su proveedor de atención médica para recibir un diagnóstico.

El proveedor de atención médica de su bebé examinará a su hijo. También le hará análisis para ver la cantidad de calcio que hay en la sangre del bebé.

La hipocalcemia puede mejorar sin tratamiento, especialmente si no presenta síntomas. La hipocalcemia temprana suele irse en unos pocos días. A los bebés con hipocalcemia tardía se les puede agregar calcio a la fórmula infantil que toman. O pueden recibir calcio por vía intravenosa (IV).

  • La hipocalcemia se produce cuando un niño no tiene suficiente cantidad de calcio en la sangre.
  • Hay dos tipos de hipocalcemia en el recién nacido. La hipocalcemia temprana se produce en los primeros dos días de vida. La hipocalcemia tardía se produce después de los primeros tres días de vida.
  • Se desconoce la causa de la hipocalcemia temprana. La hipocalcemia tardía puede deberse a una fórmula que tiene demasiado fosfato.
  • La hipocalcemia temprana suele irse en unos pocos días.
  • A un bebé con hipocalcemia tardía se le puede agregar calcio a la fórmula infantil que toma.

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Hemolytic Disease of the Newborn (HDN)

La enfermedad hemolítica del recién nacido (HDN, por sus siglas en inglés) es un problema en la sangre de los bebés recién nacidos. Ocurre cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez. Esto también se llama eritroblastosis fetal. 

  • Hemolítico significa la descomposición de los glóbulos rojos.
  • Eritroblastosis significa que los glóbulos rojos producidos son inmaduros.
  • Fetal significa que pertenece al feto.

Todas las personas tienen un tipo de sangre (O, A, B o AB). También todas tienen un factor Rh (positivo o negativo). Puede haber un problema si la mamá y el bebé tienen diferente tipo de sangre y factor Rh.

La HDN se da con mayor frecuencia cuando una madre Rh negativa tiene un bebé con un padre Rh positivo. Si el factor Rh del bebé es positivo, como el de su padre, esto puede representar un problema si los glóbulos rojos del bebé pasan a la madre Rh negativa.

Esto generalmente ocurre en el nacimiento cuando se rompe la placenta. Pero también puede suceder en cualquier momento en que los glóbulos de la mamá y del bebé se mezclen. Esto puede pasar durante un aborto espontáneo o una caída. También puede suceder durante un análisis prenatal. Por ejemplo, amniocentesis o toma de muestras de vellosidades coriónicas. En estas pruebas, se utiliza una aguja para tomar una muestra de tejido y se puede producir sangrado.

El sistema inmunitario de la madre Rh negativa ve los glóbulos rojos Rh positivos del bebé como extraños. Su sistema inmunitario responde produciendo anticuerpos para combatir y destruir esos glóbulos extraños. Su sistema inmunitario almacena esos anticuerpos por si vuelven esos glóbulos extraños. Esto puede suceder en un embarazo futuro. Usted quedará con sensibilidad al factor Rh.

La sensibilización al factor Rh normalmente no es un problema en un primer embarazo. La mayoría de los problemas se presentan en embarazos futuros con otro bebé Rh positivo. Durante ese embarazo, sus anticuerpos cruzan la placenta para combatir los glóbulos Rh positivos del cuerpo de su bebé. A medida que los anticuerpos destruyen los glóbulos, su bebé se enferma. Esto se llama eritroblastosis fetal durante el embarazo. Una vez que el bebé nace, se llama HDN.

Los siguientes factores pueden aumentar su riesgo de tener un bebé con HDN:

  • Usted es Rh negativa y tiene un bebé Rh positivo, pero no ha recibido tratamiento.
  • Usted es Rh negativa y se ha sensibilizado al factor Rh positivo. Esto puede haber sucedido en un embarazo pasado con un bebé Rh positivo. O puede haber ocurrido por una lesión o una prueba en este embarazo con un bebé Rh positivo. 

La HDN es tres veces más común en bebés caucásicos (blancos) que en los bebés afroamericanos.

Los síntomas pueden ser levemente distintos en cada embarazo y niño.

Durante el embarazo no notará ningún síntoma. Pero su proveedor de atención médica puede ver lo siguiente durante una prueba prenatal:

  • Una coloración amarillenta en el líquido amniótico. Ese color puede deberse a la bilirrubina. Es una sustancia que se forma a medida que se descomponen los glóbulos.
  • Su bebé puede tener un hígado, un bazo o un corazón grandes. También es posible que haya líquido extra en su estómago, sus pulmones o su cuero cabelludo. Esos son signos de hidropesía fetal. Esta afección causa una hinchazón (edema) grave.

Después del nacimiento, su bebé puede tener síntomas tales como:

  • Piel pálida. Esto se debe a que tiene muy pocos glóbulos rojos (anemia).
  • Coloración amarillenta del cordón umbilical del bebé, su piel y la parte blanca de sus ojos (ictericia). Puede que su bebé no tenga color amarillento justo después del nacimiento. Pero la ictericia puede aparecer rápidamente. Suele comenzar dentro de las 24 y las 36 horas después del nacimiento.  
  • Su bebé recién nacido puede tener un hígado y un bazo grandes.
  • Los bebés con hidropesía fetal pueden tener todo el cuerpo hinchado. También puede verse muy pálidos y tener dificultades para respirar.

La HDN puede causar síntomas similares a los de otras afecciones. Para hacer el diagnóstico, el médico de su hijo buscará si hay tipos de sangre que no pueden funcionar juntas. En ocasiones, este diagnóstico se hace durante el embarazo. Se basará en los resultados de las siguientes pruebas y análisis:

  • Análisis para detectar anticuerpos contra el factor Rh positivo en su sangre.
  • Ecografía. Esta prueba puede mostrar el agrandamiento de los órganos o la acumulación de líquido en su bebé.
  • Amniocentesis. Esta prueba mide la cantidad de bilirrubina en el líquido amniótico. Para realizar esta prueba, le insertan una aguja en su abdomen y pared uterina. Atraviesa el saco amniótico. Se toma una muestra de líquido amniótico con la aguja.
  • Muestra percutánea de sangre del cordón umbilical. A esta prueba también se la llama muestra de sangre fetal. Para realizar este análisis, se toma una muestra de sangre del cordón umbilical de su bebé. El proveedor de atención médica de su hijo analizará esta sangre para ver si tiene anticuerpos, bilirrubina o anemia. Esto se hace para comprobar si su bebé necesita una transfusión de sangre intrauterina.

Los siguientes análisis se usan para diagnosticar la HDN después del nacimiento de su bebé:

  • Análisis del cordón umbilical de su bebé. Esto puede mostrar el grupo sanguíneo de su bebé, su factor Rh, su recuento de glóbulos rojos y de anticuerpos.
  • Análisis de la sangre del bebé para ver sus niveles de bilirrubina.

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Durante el embarazo, el tratamiento para la HDN puede incluir lo siguiente:

Monitoreo

Un proveedor de atención médica revisará el flujo sanguíneo de su bebé con una ecografía.

Transfusión intrauterina de sangre

Este procedimiento se hace para colocar glóbulos rojos en la circulación de su bebé. Para esa prueba, le introducen una aguja a través de su útero que llega a la cavidad abdominal de su bebé hasta una vena en el cordón umbilical. Es posible que su bebé necesite un medicamento sedante para evitar que se mueva. Puede que necesite hacerse más de una transfusión.

Parto prematuro

Si su bebé tiene ciertas complicaciones, es posible que necesite nacer antes de tiempo. Su proveedor de atención médica puede inducir el trabajo de parto una vez que los pulmones de su bebé estén maduros. Eso puede evitar que la HDN empeore.  

Después del nacimiento, el tratamiento para su bebé puede incluir lo siguiente:

Transfusiones de sangre

Esto puede hacerse si su bebé tiene anemia grave.

Líquidos intravenosos

Esto puede hacerse si su bebé tiene baja presión arterial.

Fototerapia

Para esta prueba, colocarán a su bebé debajo de una luz especial que ayuda a que su bebé se deshaga del exceso de bilirrubina.

Ayuda para respirar

Su bebé puede necesitar oxígeno, una sustancia en los pulmones que ayuda a mantener abiertos los alvéolos (surfactante) o un respirador mecánico que le ayudará a respirar mejor.

Exanguinotransfusión

En esta prueba, se extrae la sangre de su bebé que tiene un nivel alto de bilirrubina. Esa sangre se reemplaza por sangre nueva con un nivel de bilirrubina normal. Esto sube el recuento de glóbulos rojos de su bebé. También baja su nivel de bilirrubina. En esta prueba, a su bebé le sacarán y le pondrán pequeñas cantidades de sangre en forma alternada. Esto se hará a través de una vena o arteria. Puede que su bebé necesite hacerse otra vez este procedimiento si sus niveles de bilirrubina permanecen altos.

Inmunoglobulina intravenosa

La inmunoglobulina intravenosa (IVIG, por sus siglas en inglés) es una solución hecha con plasma sanguíneo. Contiene anticuerpos para ayudar al sistema inmunitario del bebé. La IVIG reduce la descomposición de glóbulos rojos en su bebé. También baja sus niveles de bilirrubina.  

Cuando sus anticuerpos atacan los glóbulos rojos de su bebé, estos se descomponen y se destruyen (hemólisis).

Cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez, se forma bilirrubina. A los bebés les resulta difícil deshacerse de la bilirrubina. Puede acumularse en su sangre, sus tejidos y sus líquidos. Esto se llama hiperbilirrubinemia. La bilirrubina hace que la piel, los ojos y otros tejidos del bebé se vuelvan amarillentos. Esto es la ictericia.

Cuando los glóbulos rojos se descomponen, su bebé se pone anémico. La anemia es peligrosa. Si tiene anemia, la sangre de su bebé produce más glóbulos rojos muy rápidamente. Esto sucede en la médula ósea, el hígado y el bazo. Por eso, estos órganos se agrandan. Los nuevos glóbulos rojos suelen ser inmaduros y no pueden hacer el trabajo que hacen los glóbulos rojos maduros.

Las complicaciones de la HDN pueden ser leves o graves.

Durante el embarazo, su bebé puede presentar lo siguiente:

  • Anemia leve, hiperbilirrubinemia e ictericia. La placenta elimina parte de la bilirrubina. Pero no puede eliminarla toda.
  • Anemia grave. Esto puede hacer que el hígado y el bazo de su bebé crezcan demasiado. Puede afectar también a otros órganos.
  • Hidropesía fetal. Se presenta cuando los órganos de su bebé no pueden manejar la anemia. El corazón de su bebé comenzará a tener problemas. Eso hará que se acumule una gran cantidad de líquido en los tejidos y los órganos de su bebé. Los bebés que tienen esta afección corren el riesgo de nacer muertos.

Luego del nacimiento, su bebé puede presentar lo siguiente:

  • Hiperbilirrubinemia e ictericia graves. El hígado de su bebé no puede manejar la gran cantidad de bilirrubina. Esto hace que el hígado de su bebé crezca demasiado. Igualmente seguirá teniendo anemia.
  • Kernicterus. Esta es la forma más grave de hiperbilirrubinemia. Se debe a la acumulación de bilirrubina en el cerebro de su bebé. Puede provocar convulsiones, daño cerebral y sordera. Hasta puede causar la muerte.

La HDN puede prevenirse. Prácticamente todas las mujeres se harán un análisis de sangre para saber cuál es su tipo sanguíneo al principio del embarazo.

Si usted es Rh negativa y no se ha sensibilizado, recibirá un medicamento llamado inmunoglobulina Rh (RhoGAM). Este medicamento puede evitar que sus anticuerpos reaccionen a las células Rh positivas de su bebé. Muchas mujeres reciben RhoGAM alrededor de la semana 28 del embarazo.

Si su bebé es Rh positivo, usted recibirá una segunda dosis de medicamento dentro de las 72 horas siguientes a haber dado a luz. Si su bebé es Rh negativo, usted no necesitará una segunda dosis.

  • La HDN ocurre cuando los glóbulos rojos de su bebé se descomponen con rapidez.
  • La HDN se da cuando una madre Rh negativa tiene un bebé con un padre Rh positivo.
  • Si la madre Rh negativa resultó sensibilizada a la sangre Rh positiva, su sistema inmunitario producirá anticuerpos para atacar a su bebé.
  • Cuando los anticuerpos entren en el torrente sanguíneo de su bebé, atacarán los glóbulos rojos. Esto los descompone. Puede causarle problemas.
  • Esta afección se puede prevenir. Las mujeres que son Rh negativas y no han resultado sensibilizadas pueden recibir un medicamento. Este medicamento puede evitar que sus anticuerpos reaccionen a las células Rh positivas de su bebé.

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Hypoglycemia in a Newborn Baby

La hipoglucemia sucede cuando el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre es demasiado bajo. La glucosa es la fuente principal de combustible para el cerebro y el cuerpo. En un bebé recién nacido, el bajo nivel de azúcar en la sangre puede ocurrir por muchas razones. Puede causar problemas tales como temblores, tinte azul en la piel y problemas para respirar y de alimentación.

La hipoglucemia puede ser consecuencia de afecciones tales como:

  • La mala nutrición de la madre durante el embarazo
  • Generación de un exceso de insulina debido a que la madre tiene diabetes con un control deficiente
  • Grupos sanguíneos incompatibles entre la madre y el bebé (enfermedad hemolítica severa del recién nacido)
  • Defectos de nacimiento
  • Enfermedad cardíaca congénita
  • Ausencia de suficiente oxígeno al nacer (asfixia al nacer)
  • Enfermedades hepáticas
  • Infección

Los bebés que son más propensos a tener hipoglucemia incluyen:

  • Los bebés nacidos de madres con diabetes
  • Los bebés que son pequeños para la edad gestacional o con restricción del crecimiento
  • Los bebés prematuros, especialmente aquellos con bajo peso al nacer
  • Los bebés que nacen bajo un estrés considerable
  • Los bebés de madres tratadas con determinados medicamentos, tales como la terbutalina
  • Los bebés que son grandes para su edad gestacional

Los síntomas de azúcar bajo en la sangre pueden no ser evidentes en los recién nacidos. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Inestabilidad
  • Coloración azul de la piel y los labios (cianosis)
  • Detención de la respiración (apnea)
  • Baja temperatura corporal (hipotermia)
  • Músculos flojos (falta de tonicidad muscular)
  • No está interesado en la alimentación
  • Falta de movimiento y energía (letargo)
  • Convulsiones

Los síntomas de hipoglucemia pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Asegúrese de que su hijo consulte a su proveedor de atención médica para tener un diagnóstico.

Un simple análisis de sangre para detectar los niveles de glucosa en la sangre puede diagnosticar el problema.

El tratamiento dependerá de la edad gestacional y el estado general de salud de su hijo. El tratamiento consiste en darle al bebé una fuente de acción rápida de glucosa. Esto puede ser tan simple como una mezcla de glucosa y agua o fórmula como una alimentación temprana. O es posible que su bebé necesite que le administren glucosa a través de una vena (IV). Los niveles de glucosa en la sangre del bebé se miden después del tratamiento para determinar si la hipoglucemia se produce de nuevo.

El cerebro necesita glucosa en sangre para funcionar. La ausencia de suficiente glucosa puede afectar la capacidad del cerebro para funcionar. La hipoglucemia grave o de larga duración puede causar convulsiones y daño cerebral serio.

En muchos casos, es posible que no haya una manera de prevenir la hipoglucemia en un bebé recién nacido. En el caso de un bebé con factores de riesgo, los profesionales médicos tendrán que vigilar cuidadosamente los síntomas y tratarlos tan pronto como sea posible. Las madres con diabetes deben mantener sus niveles de glucosa en sangre en un rango normal durante el embarazo. Esto puede ayudar a reducir el riesgo para su bebé.

Llame al proveedor de atención médica de su bebé de inmediato que detecta síntomas de bajo nivel de azúcar en su bebé. Dele a su bebé fórmula o una mezcla de glucosa y agua, si se le indicó hacerlo.

  • La hipoglucemia es una afección en la que el nivel de glucosa en la sangre es menor que la normal.
  • Un bebé está en riesgo si su madre tiene diabetes, es prematuro o es grande.
  • Si su bebé tiene síntomas de hipoglucemia, dele fórmula o una mezcla de glucosa y agua.

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Polycythemia Vera in Children

La policitemia vera es un desorden serio pero muy infrecuente en niños. Debido a la policitera vera, la médula ósea fabrica demasiados glóbulos rojos. Los glóbulos adicionales hacen que la sangre sea demasiado espesa. Esto puede derivar en coágulos de sangre. Los coágulos pueden reducir el suministro de sangre a los órganos, los tejidos y las células.

Un gen anormal causa la policitemia vera. Aunque es más común en algunas familias, no se transmite de padres a hijos.

Algunos niños no tienen síntomas y la policitemia vera puede descubrirse cuando se les hacen análisis de sangre por otros motivos. Los síntomas se producen con más frecuencia en los adultos. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la policitemia vera. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Sentirse débil y cansado.
  • Problemas para respirar
  • Bazo agrandado
  • Dificultad para ver
  • Picazón o ardor
  • Enrojecimiento del rostro
  • Encías que sangran
  • Perder peso

Los síntomas de la policitemia vera pueden parecerse a otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

Los siguientes análisis de sangre se usan para diagnosticar la policitemia vera.

  • Hemoglobina y hematocrito. Mide la cantidad de hemoglobina y glóbulos rojos en la sangre.
  • Recuento completo de sangre (CBC, por sus siglas en inglés). Un recuento completo de sangre controla los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las células para la coagulación (las plaquetas) y, a veces, los glóbulos rojos inmaduros (reticulocitos). Incluye la hemoglobina y el hematocrito y más detalles acerca de los glóbulos rojos.
  • Frotis periférico. Se analiza una pequeña muestra de sangre en el microscopio. Se controlan los glóbulos rojos para ver si tienen aspecto normal o no.
  • Nivel de eritropoyetina (EPO). Este análisis mide la cantidad de eritropoyetina en la sangre. La eritropoyetina es una hormona involucrada en la producción de glóbulos rojos.

El proveedor de atención médica de su hijo analizará cuál es el mejor tratamiento según:

  • La edad de su hijo
  • Su estado general de salud y su historia clínica
  • Qué tan enfermo esté
  • Qué tan bien su hijo puede manejar medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos
  • Cuánto tiempo se espera que dure la afección
  • Su opinión o preferencia

El proveedor de atención médica de su hijo probablemente lo derive a un hematólogo, un especialista en desórdenes de la sangre. El tratamiento puede incluir:

  • Venopunción o extracción de un poco de sangre, por lo que se reduce la cantidad de glóbulos rojos (similar a cuando alguien dona sangre)
  • Una dosis baja de aspirina para prevenir los coágulos sanguíneos
  • Medicamentos para reducir la producción de glóbulos rojos en la médula ósea
  • Se están estudiando otros tratamientos

Las complicaciones dependerán de la gravedad de la policitemia vera. Por ejemplo:

  • Coágulos de sangre en las venas del hígado
  • Trombosis venosa profunda o coágulos de sangre en las venas
  • Hemorragia abundante
  • Ataque cerebral
  • Leucemia

Se controlará a su hijo para ver si hay cambios en los resultados de los análisis de sangre o señales o síntomas de complicaciones. Su hijo debe evitar el calor extremo, como por ejemplo los baños calientes. El calor puede hacer que algunos síntomas, como la comezón y el ardor, empeoren. Y debe mantenerse alejado de los deportes y las actividades que puedan causar lesiones. Las lesiones pueden aumentar el riesgo de hemorragia.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si nota síntomas nuevos o que empeoran. Por ejemplo, llame si ve a su hijo más cansado de lo habitual. Llame al proveedor de atención médica de su hijo o busque atención médica si su hijo:

  • se lesiona
  • siente dolor en los brazos o las piernas o en el abdomen (puede deberse a un coágulo de sangre)
  • La policitemia vera es un desorden de la sangre por el cual la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos. Los glóbulos adicionales hacen que la sangre sea muy espesa, lo que aumenta el riesgo de coágulos.
  • Los coágulos pueden causar problemas serios de acuerdo con el lugar donde se formen. Los coágulos pueden reducir el suministro de sangre al corazón, el cerebro o el hígado, por ejemplo.
  • El tratamiento puede incluir la venopunción para extraer sangre y la toma de aspirina.

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la consulta, anote los nombres de los nuevos medicamentos, tratamientos o pruebas y análisis, y toda nueva instrucción que su proveedor le dé para su hijo.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.